MÁS HERRAMIENTAS PARA LA VUELTA A CLASES 🏫🎒

En el marco del retorno a las clases presenciales, el intendente Juan Zabaleta y el secretario de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk, firmaron junto al rector de la Universidad Nacional de Hurlingham, Walter Wallach un convenio mediante el cual se proveen 200 medidores de dióxido de carbono para todas las escuelas del distrito, que permitirán controlar la renovación de aire en las aulas de los establecimientos, para evitar así la propagación del COVID-19.

Los medidores son desarrollados por estudiantes y profesores de la UNAHUR pertenecientes a las carreras de Diseño Industrial, Ingeniería Eléctrica, e Ingeniería Informática.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, en lugares cerrados debe haber una buena ventilación para disminuir así el riesgo de contraer COVID-19, y una forma de lograrlo es evitar que la concentración de dióxido de carbono sobrepase las 800 ppm (partes por millón). El Doctor en Física, Jorge Aliaga, explicó durante la presentación de los medidores que “si se supera ese umbral, se deberá generar una mayor corriente de aire abriendo más puertas y ventanas, forzando la circulación de aire fresco, o, en el caso de no haber otra alternativa, evacuando el ambiente”. Es así que los equipos con los que contarán las escuelas medirán en tiempo real la necesidad de ventilación de las aulas, permitiendo un desarrollo mucho más seguro de las clases presenciales.

Gracias a esto, protegemos a nuestras niñas y niños para que puedan volver a las aulas con los cuidados necesarios.
Menú